Kopfbereich

Direkt zum Inhalt Direkt zur Navigation

Inhalt

NICARAGUA. 1999 / 2000 / 2001 / 2001 / 2002 / 2003 / 2004 / 2005 / 2006 / 2007 / 2008 Imprimir E-Mail

Nicaragua es el país que más veces he visitado. Son ya 11 las ocasiones en las que he saltado el charco y he aterrizado en Managua. ¿Por qué? Porque alli tenemos bastantes Proyectos. Y ¿por qué tenemos tantos Proyectos en Nicaragua?,  porque allí estan las Josefinas.

En noviembre de 1998 recibimos un fax en lCLI de sor Mirian Bonilla. Se dirigía a nosotros para solicitar nuestra colaboración y apoyo en la ampliación y remodelación de una Escuela en Buenos Aires (Rivas).

2001_01BaileEn febrero de 1999 yo tenía que viajar a Guatemala para visitar un Proyecto, así es que aproveché para acercarme a Nicaragua. Fue mi primer contacto con ese país -que acababa de sufrir la tragedia del Mitch- y con las Hermanas Josefinas... pero éstas se merecen un capítulo aparte y extenso que prometo escribir.

Desde entonces he recorrido muchos kilómetros por las carreteras de Nicaragua, y día a día he ido cogiéndole más cariño al País de los Lagos y Volcanes.

2001_01MontelimarTras aterrizar en Managua, los primeros días los pasé en la Gran Sultana, la preciosa ciudad colonial de Granada, fundada en 1524. Cada vez que voy procuro volver a recorrer sus callejuelas, las isletas, Xalteva, el Mombacho y -sobre todo- disfruto tratando a su gente.

Granada es la más antigua ciudad de América en tierra firme o continental, que permanece en su mismo sitio desde su fundación. Tiene 100.000 habitantes. Está junto al Lago de Nicaragua, que tiene 9.000 kilómetros cuadrados. Vigila la ciudad el imponente volcán Mombacho, ya extinguido. Sus más de 350 isletas paradisíacas constituyen un singular atractivo turístico. Granada cuenta con una arquitectura colonial con mezcla neoclásica.

Es una ciudad apacible que invita al descanso. Los granadinos son extraordinariamente hospitalarios. Granada y embeberse de su encanto. Siendo una de las más bonitas ciudades de América y la más linda de Centroamérica, merece ser visitada... y amada.

Recorrer León, bañarse en las hermosas playas (Montelimar, etc.), subir a los volcanes Mombacho o al cráter del Volcan de Masaya.

Pasear por Diriamba, cuna del Güeguense; Comprar Artesanía en los Pueblos Blancos (Catarina, San Juan de Oriente, Diria y Diriomo) y en el Mercado de Artesanía de Masaya.

Disfrutar de la Bahía de San Juan del Sur, hacer el Tour del Tabaco y del Café en el Norte de Nicaragua, visitando La Selva Negra en Matagalpa.

Y más... mucho más.

Nicaragua es cultura, es historia, es belleza natural, es calor humano; un lugar inexplorado, que le espera con los brazos abiertos. Esta hermosa tierra se encuentra situada en el centro del istmo centroamericano uniendo las dos grandes masas continentales del Norte y Sur América, y separando el Océano Pacífico del Océano Atlántico, con una extensión territorial de 130.000 Km. cuadrados.

 

 

Nicaragua, tierra de Lagos y Volcanes. País tropical de montañas, volcanes, lagos, ríos, exuberantes bosques y extensas playas bañadas de sol. Nicaragua es la mayor de las repúblicas de América Central, son casi cincuenta mil kilómetros cuadrados de lagos, pantanos, jungla y una sucesión de montes y llanuras.

 

 

Este maravilloso país está conformado por diecisiete departamentos: Managua (la capital), Estelí, Madriz, Nueva Segovia, Chinandega, León, Masaya, Carazo, Granada, Rivas, Boaco, Chontales, Jinotega, Matagalpa, Atlántico Norte, Atlántico Sur y Río San Juan.

 

 

El territorio Nicaragüense está formado por un haz de cadenas montañosas que se abren en abanico hacia el este y sureste hasta llegar a fundirse con la llanura sedimentaria costera que baña las aguas del Caribe.

 

 

Cuenta con una de las floras y faunas más interesantes del continente, ya que está compuesta por elementos provenientes de América del Norte y América del Sur.

 

 

Dos hermosos mares que la bañan, espectaculares volcanes, enormes lagos, mágicas lagunas, exuberantes ríos, cientos de especies de animales y plantas, pueblos coloniales, tesoros arqueológicos, maravillas naturales, cuna de hombres brillantes, crisol de vidas, deliciosos platos típicos, y un sinnúmero de motivos que, sumados a la calidez de su gente, hacen que uno se enamore de esta tierra.

 
< Anterior / Aurrekoa   Siguiente / Hurrengoa >