Kopfbereich

Direkt zum Inhalt Direkt zur Navigation

Inhalt

Costa de Marfil-1998. Escuela municipal y alojamiento de maestro en Ettrokro Imprimir E-Mail

El proyecto se ubica en dos aldeas, llamadas Ettien-Kouadiokro y Scaf, dependientes de Ettrokro. Ettrokro es un municipio rural con unos 8.000 habitantes. Ettien-Kouadiokro cuenta con 5.100 habitantes. El municipio se sitúa en el centro-este de Costa de Marfil, a 40 km de Daoukro y a 300 de Abidjan.

Consistía en realizar, en coherencia con el Plan Nacional de Desarrollo del Sector de Educación (1998-2010), una escuela primaria rural en Ettien-Kouadiokro, una de las aldeas dependiente del municipio de Ettrokro, dirigida a niños y niñas entre 7 y 9 años. Se han construido tres clases, una para cada uno de los tres primeros niveles de la Enseñanza primaria, una oficina para el maestro y se ha equipado el conjunto. La construcción se ha realizado en un terreno cedido por el municipio de 10.000 m² Asimismo se ha construido un alojamiento para el maestro, de una superficie de 130,32 m², en otra aldea llamada Scaf. Se compone de tres habitaciones, salón, cocina y despensa. En la escuela se desarrolla el programa de enseñanza primaria, que consta de 6 años de estudios.

Actualmente existe en el medio rural una concienciación cada vez más importante respecto a la importancia de la educación en el desarrollo de la persona y en la promoción social del individuo. Por eso cada vez es mayor el número de padres y madres que consideran como imprescindible la asistencia de sus hijos e hijas a la escuela, cosa que no sucedía hace veinte años. Sigue existiendo una resistencia importante en lo que respecta a las niñas, lo que tiene como resultado una escolarización femenina menor. En el caso que nos ocupa los/as representantes de la aldea han manifestado en repetidas ocasiones su deseo de contar con esta infraestructura, conscientes de la importancia de la formación de base en el contexto actual. Se han constituido comités de padres y madres según las diferentes zonas, cuyos presidentes coordinan el diálogo con la alcaldía.

Los destinatarios últimos de la acción son los niños y las niñas de todo el municipio de Ettrokro. Se calcula en 3.200 el número total de menores de 15 años. Siendo una escuela de tres clases, el número de beneficiarios/as directos/as será anualmente de 120. De manera indirecta, las familias de los/as alumnos/as serán beneficiadas por la formación que recibirán los/as niños/as. Se trata de una población rural con una renta per cápita que raramente supera los 200 $. La aldea participa en el proyecto ofreciendo en primer lugar el terreno necesario y en segundo lugar colaborando en diversos trabajos ligados a la construcción.

En el caso del alojamiento la persona beneficiada será el profesor, y, de manera indirecta, los alumnos y alumnas, en cuanto que ayudará a la calidad y estabilidad de la enseñanza.

Al inicio del Proyecto, la tasa de escolarización en el municipio era del 30 %. La situación era de falta de infraestructuras educativas de nivel primario, problema que se agudiza año a año dado el crecimiento de la población estimado en el 3,8 % anual: cada año habrá más de 300 nuevos niños/as a escolarizar. De las cinco aldeas dependientes del municipio, sólo dos, Ettrokro (centro del municipio) y Scaf disponían de escuela. Por otra parte, en Scaf, existe un solo alojamiento para los maestros. Esta falta de infraestructuras provoca la presencia de un número excesivo de alumnos/as en el grupo escolar del municipio y desanima a los padres y madres que por diversos motivos no quieren escolarizar a sus hijos/as. La media de alumnos/as por clase en la escuela de Ettrokro era de 50, con el consiguiente deterioro de la calidad de la enseñanza. Este problema del excesivo número de alumnos/as ocasiona otro: el retraso en el comienzo e la escolaridad. Dado que no hay plazas para todos, la inscripción en la lista de ingreso de la escuela se realizaba a partir de los 7 años.

En lo que se refiere al alojamiento, conviene señalar que los/as profesores/as son designados por el Ministerio cuando la escuela cuenta con instalaciones adecuadas para recibirlos. En el caso de que no cuenten con estas instalaciones, estos pueden ser afectados si la comunidad soluciona de otra manera el problema. Cuando la solución es precaria, como ocurre en Scaf, los/as maestros/as tienden a pedir rápidamente otro destino, y esta inestabilidad perjudica al rendimiento del centro. En el caso que nos ocupa, se trataba de asegurar la afectación del maestro y al mismo tiempo ponerle en las mejores condiciones para que realice su tarea de manera eficaz.

El presupuesto total era de 54.951,00 euros y la subvención del Gobierno Vasco fue de 38.459,00 euros. El Proyecto está finalizado.

 
< Anterior / Aurrekoa   Siguiente / Hurrengoa >