Kopfbereich

Direkt zum Inhalt Direkt zur Navigation

Inhalt

Costa de Marfil-2004. Electrificación de tres municipios rurales Imprimir E-Mail

Se trata de realizar una extensión de la red eléctrica en tres municipios rurales del centro y este de Costa de Marfil con el objetivo de mejorar el bienestar de la población rural, especialmente de las mujeres, facilitando un posterior desarrollo industrial. En Oumé se trata de electrificar un barrio de la ciudad, mientras que en el caso de Gohitafla y Maferé se pretende electrificar aldeas dependientes de los respectivos municipios. En los diferentes emplazamientos, el material instalado permitirá crear 16.718m de red de media tensión con interruptores y 6.139 m de baja tensión, con todo el equipamiento y el conjunto de accesorios y cables tanto subterráneos como aéreos necesarios al funcionamiento de la instalación. 

En Maferé, el proyecto se ubicará en la aldea de Anvo. En Oumé el proyecto se ubicará en el barrio USAID, así llamado porque la agencia americana financió su parcelamiento. En Gohitafla el proyecto se llevara a cabo en la aldea de Flaya perteneciente al municipio. 

Las ciudades pertenecen respectivamente a las regiones rurales de Marahoué, Fromager y Sud Comoë de Costa de Marfil. Estas regiones se encuentran en el centro- y este del país. Es una zona de clima tropical, esencialmente agrícolas y que han sufrido las consecuencias de la guerra.

La población estimada de Costa de Marfil es de 16.000.000 de habitantes. Se trata de una población eminentemente joven: se calcula que los menores de 15 años son 6.720.000. La tasa de crecimiento demográfico anual se sitúa en el 2 %. Este dinamismo se combina con otros tres elementos: una tasa de crecimiento natural muy elevada, una inmigración importante y una urbanización rápida (42 % de población urbana). En 2015 el país tendrá 21 millones de habitantes. Desde un punto de vista económico, según los últimos datos que se poseen, el PNB de Costa de Marfil cayó de un 5 % de crecimiento en 1998 a – 0,9 % en el año 2002, lo que puso la renta per cápita en 600 $. Se calcula que más del 12 % de la población vive con menos de 1$ diario y 50 % con menos de 2 $ diarios. Los indicadores sanitarios son los siguientes: la esperanza de vida es de 45,2 años y la tasa de fertilidad es de 4,6; la mortalidad infantil es de 102 por 1000 niños vivos y una tasa de vacunación de 62 %. Se cuenta con 9 médicos por 100.000 habitantes. El gasto público en salud es el 1,2 % del PNB.

Los municipios que nos ocupan son municipios eminentemente rurales y forman parte de la red UVICOCI (Unión de Ciudades y Municipios de Costa de Marfil). Un 80 % de su actividad está consagrada a la agricultura: cultivos de exportación (café, cacao; látex, algodón) y agricultura de subsistencia.

Gohitafla es cabeza de departamento y cuenta con siete barrios y once pueblos dependientes con un total de 17.600 habitantes. Ninguna de estas aldeas posee instalación eléctrica. Flaya (3 pueblos en la lengua local), que pertenece al municipio de Gohitafla, reagrupa los pueblos de Bohidianfla, Diabouéfla y Viéproye y posee 2.218 habitantes.

Oumé es cabeza de departamento. Cuenta con 29.700 habitantes. Posee cinco aldeas dependientes y 120 campamentos habitados. Es una ciudad con una tasa elevada de electricidad en lo que se refiere al núcleo central aunque en los asentamientos poblacionales pequeños que se encuentran dentro del municipio no hay apenas tendido eléctrico. Se pretende en esta ciudad solucionar la falta de terreno urbanizado con el fin poder asegurar el crecimiento ordenado de la ciudad.

Maferé pertenece al departamento de Aboisso. Es una población rural en una zona de fuerte producción agrícola. Cuenta con seis localidades en las que se reparte una población de 13.144 habitantes que aumentó con los desplazados de la guerra. Algunos de los núcleos humanos tiene ya electricidad aunque no agua corriente. Anvo no posee ni lo uno ni lo otro.

En Costa de Marfil el tanto por ciento de población que vive en localidades con electricidad es, según los últimos datos disponibles de 49 %. Esta tasa esconde sin embargo una grave deficiencia espacial: sobre un total de ocho mil quinientos núcleos de población, sólamente están alimentados algo menos de dos mil, lo cual supone una tasa bastante baja de penetración, del orden del 20-25 %. La producción de energía eléctrica ha aumentado considerablemente en los últimos diez años. El esfuerzo de las autoridades por extender la electrificación está portando sus frutos aunque todavía la situación es poco satisfactoria. La grave situación social y el conflicto bélico ha paralizado en los años 1999-2003 muchos de los planes de ordenamiento territorial con su consiguiente influencia sobre los esfuerzos de inversión en infraestructuras. Con la retirada del apoyo internacional, el país sufre de un claro estancamiento. 

El presupuesto total del Proyecto asciende a 339.906,06 euros, habiendo recibido una subvención del Gobierno Vasco de 254.286,63 euros en la Convocatoria de Ayudas de 2004. 

 
< Anterior / Aurrekoa   Siguiente / Hurrengoa >