Kopfbereich

Direkt zum Inhalt Direkt zur Navigation

Inhalt

CUBA. Abril 1999. La Habana, Santiago de Cuba Imprimir E-Mail
SÁBADO, 24 DE ABRIL. VITORIA-MADRID-LA HABANA-SANTIAGO DE CUBA
 

Salida en autobús hacia Barajas para tomar el vuelo regular con destino La Habana. La llegada está prevista a las 16,20 horas aunque para ese momento el tema del horario nos preocupa poco ya que:

- Llevaremos despiertos montones de horas,
- Habremos desayunado a la hora de la comida, comido a la hora de la cena y probablemente estaremos sin cenar aunque sin saber exactamente si toca cenar, desayunar o comer.
- Nuestro reloj interno no se pondrá de acuerdo con el externo ni a tiros.
- Pero sobre todo y especialmente por que estaremos respirando aire del caribe.

Sin solución de continuidad, en versión cubano-caribeño, tomaremos un vuelo para trasladarnos desde La Habana a Santiago de Cuba. Allí nos estará esperando un amable lugareño/a para acompañarnos hasta el hotel Santiago donde nos alojaremos.
 
DOMINGO, 25 Y LUNES 26 DE ABRIL. SANTIAGO DE CUBA
 
Tenemos dos días para visitar la segunda ciudad del país, fundada en el siglo XVI. Santiago es la ciudad más caribeña, de hecho se la conoce como la capital del Caribe, y conserva grandes valores históricos y culturales. Como posibles puntos de interés tenemos la Plaza Céspedes, el Castillo del Morro, y la fábrica de Ron Habana Club con cata incluida, el Santuario de Nuestra Señora del Cobre, patrona de Cuba, y naturalmente es fundamental la cata del cuba libre en Santiago.

También podremos apuntarnos a excursiones opcionales para visitar zonas como el Parque Nacioal Baconao, declarado reserva natural de la biosfera por la UNESCO y La Gran Piedra donde desde sus 1.214 m de altitud se puede disfrutar de una impresionante visita. O tal vez desplazarnos a Baracoa, ciudad costera y primera villa fundada por los españoles en 1.512.
 
MARTES, 27 DE ABRIL. SANTIAGO DE CUBA-LA HABANA
 
Traslado al aeropuerto para tomar un vuelo con destino a La Habana. Allí nos estará esperando una vez más un amable lugareño/a para acompañarnos hasta el hotel.

Tenemos además de éste tres días más para visitar la capital de Cuba. Como posibles puntos de interés tenemos la Habana Vieja, la Plaza de la Catedral, museos, la fábrica de habanos Partagás y la Casa del Ron.
 
MIÉRCOLES, 28, JUEVES, 29 Y VIERNES 30 DE ABRIL. LA HABANA
 
Si en el primer día no hemos terminado de ver todo (esperamos que no) disponemos de tiempo suficiente para que, sin agobios, podamos mirar y remirar por toda la ciudad.

También en esta ocasión vamos a tener la oportunidad de realizar alguna excursión de tipo opcional como por ejemplo la visita al Valle de Viñales donde se pueden ver desde pinturas prehistóricas, hasta plantaciones de tabaco e incluso probar otro tipo de bebida, naturalmente alcohólica, la Guayabita.

Los nostálgicos de la escritura podrán visitar los lugares donde Ernest Hemingway paseó y escribió. Incluso se podía pensar en visitar algún Cayo para bucear rodeado de peces y tomar el sol.
 
SÁBADO, 1DE MAYO. LA HABANA-MADRID
 
Mañana libre para ultimar visitas, compras de puros, etc. en La Habana. Por la tarde traslado al aeropuerto, para tomar el vuelo regular con destino a Madrid.
 
DOMINGO, 2 DE MAYO MADRID-VITORIA
 
Después de recoger las maletas embarcaremos en el autobús que nos estará esperando para trasladarnos hasta Vitoria, donde en principio llegaremos para comer, salvo que en una hábil maniobra secuestremos el autobús y nos vayamos a, vaya usted a saber donde, para realizar una comida de despedida.

Todo esto si el cuerpo nos lo permite, por que si a la ida teníamos descontrol horario, a la vuelta el asunto puede ser dramático dado que habremos embarcado a las seis de la tarde de un día en un avión al cabo de pocas horas tendremos que empezar con nuestro segundo día despiertos porque ya será el día siguiente y ........ en fin todo un lío pero que –lo saben los que recuerdan el viaje a Mexico (última vez que saltamos el charco)- merece la pena.

 
< Anterior / Aurrekoa   Siguiente / Hurrengoa >