Kopfbereich

Direkt zum Inhalt Direkt zur Navigation

Inhalt

THAILANDIA. Abril 2000. Bangkok, Chiang Mai, Phuket Imprimir E-Mail

JUEVES, 2O DE ABRIL. VITORIA-MADRID-BANGKOK

Salida en autocar con destino al fabuloso aeropuerto de Madrid-Barajas para, si las nieblas, las huelgas, los sabotajes etc. no lo impiden, tomar el vuelo regular a Bangkok de la Thai en un Boeing, en el que tendremos tiempo de almorzar, cenar y desayunar, ya que pasaremos la noche acunados por el agradable ronroneo de los motores.
 

VIERNES, 21 DE ABRIL. BANGKOK
 
Llegada a Bangkok y traslado al hotel. Una vez instalados, seremos obsequiados con un cocktail de bienvenida a la capital del Reino de Thailandia, tendremos la tarde libre para descansar, explorar centros comerciales cercanos, etc.
 

SÁBADO, 22 DE ABRIL. BANGKOK
 
Después de dormir a pierna suelta o atada, según la costumbre de cada uno, tomaremos un desayuno americano en el que nos podremos poner ciegos para tomar fuerzas de cara a la jornada que nos espera. La mañana la dedicaremos a realizar una visita a la ciudad conocida por la Venecia de Oriente, en la que podremos apreciar la magnificencia del Palacio Real y el Templo de Buda de Esmeralda.

La tarde la tendremos libre para, a nuestro aire, visitar esta bulliciosa ciudad, lo que de cara a los profanos significa tráfico y gente con un lío de mil demonios.
 

DOMINGO, 23 DE ABRIL. BANGKOK
 
Repetimos la agradable rutina de dormir y desayunar para luego visitar el fabuloso mercado flotante de Damnern Saduak situado a 110 Km. de Bangkok y cuyos canales recorreremos en lancha.

De paso visitaremos también la Pagoda de Nakorm Pathom de 115 m de altura bajo la que se encuentran las reliquias de Buda, y almorzaremos en el Jardín de las Rosas, donde asistiremos a una exhibición de muestras culturales del país como danzas típicas, boxeo thai, elefantes trabajando (ver como trabajan otros es muy bueno contra el estrés), muestras de artesanía etc.
 

LUNES, 24 DE ABRIL. BANGKOK – CHIANG MAI
 
Nuevamente dormimos a pierna suelta y desayunamos para después disfrutar de los últimos momentos de estancia en la ciudad.

Por la tarde nos trasladaremos al aeropuerto donde tomaremos un vuelo con destino a Chiang Mai, conocida como la Rosa del Norte y que es la segunda ciudad en importancia de Thailandia. En cuanto lleguemos seremos trasladados al hotel y tendremos el resto del tiempo libre.
 

MARTES, 25 DE ABRIL. CHIANG MAI
 
Tras un agradable despertar y un buen desayuno, visitaremos el Templo de Doi Suthep, construido en el siglo XIV y situado a 1.200 m de altitud que para los no iniciados diremos que se trata de un importante centro de peregrinación Budista y uno de los monumentos más importantes de la región.

De vuelta hacia el hotel podremos comprobar la forma de vida de las tribus Meo (es su nombre, que nadie piense mal) en las montañas que mantienen su propia cultura, religión e idioma y una forma muy colorida de vestirse. La tarde la tendremos libre para visitar por nuestra cuenta esta ciudad en la que seguro que apreciaremos un cierto relajo si la comparamos con la locura de Bangkok.
 

MIÉRCOLES, 26 DE ABRIL. CHIANG MAI
 
Nos despertamos, desayunamos y salimos a visitar la ciudad, famosa por sus bellas mujeres y sus pintorescas y populares fiestas, a nuestro aire.

Únicamente tendremos que tener en cuenta la hora en la que hayamos quedado para una cena con espectáculo de danzas típicas
 

JUEVES, 27 DE ABRIL. CHIANG MAI – PHUKET
 
Por la mañana y tras el desayuno, nos trasladaremos al aeropuerto donde tomaremos un vuelo a Phuket, lugar de vegetación exuberante, playas paradisíacas y aguas verdeazuladas.

Una vez instalados, seremos obsequiados con otro fabuloso cocktail de bienvenida y tendremos el resto del día libre para brujulear por la zona. 
 

VIERNES 28 Y SÁBADO 29 DE ABRIL. PHUKET
 
¡Por fin tiempo para descansar en las magníficas playas de la zona!, aunque el que siga con ganas de seguir pateando el país, podrá hacer diversas excursiones opcionales.
 

DOMINGO, 30 DE ABRIL. PHUKET – BANGKOK - MADRID
 
Dispondremos de la mañana libre. Luego nos llevarán (obsérvese que ya no decimos nos trasladamos puesto que nadie querrá volver a casa) al aeropuerto donde tomaremos un vuelo hasta Bangkok para desde aquí empalmar con el vuelo a Madrid.

Cenaremos opíparamente a bordo y nuevamente dormiremos como bebés gracias al ronroneo de los motores y al pastillazo que suele facilitar nuestro amigo el doctor al personal de sueño difícil.
 

LUNES, 1 DE MAYO. MADRID – VITORIA
 
En Madrid nos espera el autobús para traernos a casa. No obstante se puede aprovechar por el camino para degustar los fabulosos bocatas e incluso comer en plan de cuchillo y tenedor en algún lugar adecuado como el Hotel Landa o similar, si es que los bolsillos todavía nos responden.

 
< Anterior / Aurrekoa   Siguiente / Hurrengoa >