Kopfbereich

Direkt zum Inhalt Direkt zur Navigation

Inhalt

CHINA. Abril 2011 Imprimir E-Mail
 
20 y 21 de abril. Vitoria-Madrid-Pekin-Shanghai
 
Son las 4,30 de la madrugada del dia 20 de abril, partimos dirección a Madrid para coger el vuelo con destino a Shanghai vía Pekín.
 
Después de un largo viaje, llegamos a Shanghai una ciudad con 20 millones de habitantes.
 
Al llegar hicimos un recorrido en el Maglev Train (tren bala), el tren más rápido del mundo que alcanza los 430 km. por hora: una bonita experiencia para comenzar. Con el autobús recorrimos por el famoso Bund, zona del Malecon de la ciudad situada las orillas del rio Huangpu, frente al distrito de Pudong, con emblemáticos edificios y rascacielos, uno de los mayores centros financieros de Asia. Llegamos al hotel donde pudimos descansar y darnos una ducha.
 
Como hoy es Jueves Santo, aproveché para ir a los Oficios de Semana Santa a Saint Peters. El año pasado me tocaron los oficios en Angola, este año en China... la verdad es que es una maravilla poder participar en estas celebraciones tan importantes de la liturgia cristiana un año rodeado de angoleños y otro de chinos.
 
Por la noche visitamos el barrio francés y aprovechamos para cenar en un bonito restaurante.
 
22 de abril. Shanghai
 
Nos despertaron a las 7,45 de la mañana para visitar, muy cerca del hotel, el parque de Yuyuan, uno de los jardines más hermosos de la ciudad, con edificaciones imperiales chinas que dan sensación de trasladarte a la antigüedad.
 
Visitamos el Tempo del Buda de Jade, uno de los lugares de culto más frecuentados de la ciudad. Construido en 1882, su interés estriba en el buda sentado de 2 metros de altura y 206 kg. tallado en jade blanco. Después de comer un menú chino, nos dirigimos a una fábrica de seda donde pudimos conocer el proceso de fabricación de los tejidos de seda, desde los gusanos hasta el resultado final.
 
Después de un pequeño relax en el hotel, fuimos a la zona financiera de la ciudad, donde están los rascacielos y allí cenamos en un restaurante italiano que estaba en la 43 planta de la Torre JIN TAO. El paisaje desde arriba, con todos los edificios de la ciudad  iluminados, era fantástico.
 
23 de abril. Shanghai-Zhujiajiao-Shanghai
 
Salimos del hotel hacia las 9,00 horas para dirigirnos al pueblo Zhujiajiao una ciudad antigua en el agua de unos 1700 años de antigüedad, también se le llama la Pequeña Venecia por sus canales y puentes. A pesar de la belleza de los canales y callejuelas, está llena de puestos de comida callejeros que desprenden un olor indescriptible e inaguantable.
 
Dimos un paseo en barcaza por los canales y luego callejeamos por el  pueblo.
 
Volvimos a Shanghai para comer en un original restaurante: tú cogías la comida y en la mesa había una plancha donde la cocinabas.
 
Tras un pequeño descanso en el hotel, fuimos a la Torre JIN TAO, al piso 88, para disfrutar de una vista de la ciudad impresionante. Esta torre se encuentra junto la más alta de Shanghai que, por su forma, le llaman el Abrebotellas, pero que tiene para los chinos la pega de que ha sido edificada por japoneses, con quienes no se llevan nada bien a causa de las guerras entre ambos países. Por eso han decidido hacer otra torre más alta cerca de ella, que ya está bastante avanzada.
 
Regresamos al hotel, duchita y al barrio francés en taxis (como mucho pagas 2 euros por un taxi) a cenar en un restaurante brasileño.
 
24 de abril. Shanghai-Guillin
 
Salimos a las 7,30 del hotel en el autobús hacia el aeropuerto para coger el vuelo a Guilin.
 
Llegamos a Guilin y directamente nos dirigimos a ver la Cueva de la Flauta de Caña, llamada así por la tradición de fabricar flautas con las cañas de bambú de las laderas que rodean la entrada de la cueva y que hoy aprovechan los zagales para ganarse unos Yuans, todo un espectáculo de luces y color. Por la tarde dimos un paseo por los alrededores del hotel con fotos a las Pagodas, paseo por la ciudad, etc. y hacia las 8 de la tarde pudimos disfrutar un espectáculo único en el hotel, que se convertía en una gran cascada que caía desde el último piso cubriendo toda la gran fachada. A continuación fuimos a cenar.
 
25 de abril. Guillin-Xian
 
Guilin, es una localidad situada al noroeste de la Región Autónoma Zhuang de Guangxi. Está situada en la orilla oeste del Lijiang, en una zona de montañas cubiertas de vegetación que confieren a la ciudad una belleza especial.
 
Su población aproximada es de 700.000 habitantes. Las etnias presentes en la ciudad son las Zuang, Yao, Hui, Miao, Han y Dong.
 
En los alrededores de Guilin existen localidades y lugares de especial interés turístico como Yanghuo, con su pintoresco paisaje kárstico reflejado en sus extensos arrozales; Longsheng donde se encuentran los bancales de arroz del Espinazo del Dragón, maravilla de la ingeniería agrícola china; o Sanjiang capital del condado de la minoría étnica Dong.
 
Desayuno y crucero por el rio Lin Jiang con un paisaje de bosques verdes, grutas fantásticas y aguas limpias y transparentes, alli pudimos disfrutar durante 4 horas con comida a bordo.
 
Por la tarde visitamos el pueblo de Yangshuo, una pequeña ciudad cerca de Guilin, en la provincia de Guangxi en China. Es una zona que te deja prendado de las exuberantes montañas y picos que rodean este paraíso entre los ríos Li y Yulong. Un espectáculo que en China no puede perderse sin duda alguna.
 
Visitamos una casita campestre y nos trasladamos al aeropuerto para salir con destino a Xian.
 
26 de abril. Xian
 
Ya estamos en Xian, ciudad preciosa pero como en todas las ciudades que hemos visitado en china, el tráfico es suicida, llegamos a ver en una moto una familia con 2 hijos sorteando coches y autobuses; no tiene nadie preferencia: el primero que llega pasa, por supuesto los peatones tienen que ceder el paso a los coches por la cuenta que les trae, desde el autobús íbamos cerrando los ojos en cada cruce.
 
Visita a la Muralla de Xian con una antigüedad de 600 años muy bien conservada.
 
Después nos dirigimos a visitar los Guerreros de Terracota que fueron descubiertos en la primavera del 1974 por unos campesinos de Lintong al comenzar unas obras para el abastecimiento de aguas de regadío, cerca de Xian. Desde el 1987 está considerado como una de las ocho maravillas del mundo.
 
Según una antigua tradición, cerca del pueblo de Lin Tong, bajo un montón de tierra se encontraba sepultado el primer Emperador de China de la dinastía Gin en 210-209 a.c. Parece que las leyendas tenían razón, era el primero de los 7000 guerreros de terracota que montaban guardia en el mausoleo del Emperador Gin Shi Huangdi.
 
El ejército consiste en más de 7.000 figuras de guerreros y caballos de terracota de tamaño natural; enterrando estas estatuas el emperador creía que seguiría teniendo tropas bajo su mando.
 
Cuando descubrieron las figuras parece que tenían unos colores preciosos, pero a los minutos de abrir y entrar en contacto con el oxígeno del aire perdieron todo el color, por lo que, como todavía quedan figuras por desenterrar, están esperando a descubrir algún producto que puede conservar los colores.
 
Regresamos al hotel, visitamos la ciudad comercial de Xian y fuimos a un fantástico espectáculo de bailes y danzas chinas. Cena en el hotel, visita de noche a la ciudad y a la cama.
 
27 de abril. Xian-Pekin
 
Después del desayuno visitas a la Torre de la Campana y la del Tambor: La Torre de la Campana es un poco más alta que la Torre Tambor (48 metros) y en su interior se encuentra una gran campana de cobre de siete metros de altura y 63 toneladas de peso. En el pasado, la campana se podía oír desde una distancia de 20 kilómetros. Se utilizaba para avisar al pueblo la hora de levantarse.
 
La Torre Tambor fue construida en el año 1272 y, con posterioridad, reconstruida en 1420 en un nuevo emplazamiento muy cercano al original; se utilizaba para avisar al pueblo la hora de ir a dormir. La Torre Tambor actual se sustenta sobre una plataforma de 4,5 metros de altura de piedra y ladrillo, y tiene una altura de 47 metros. Originariamente había un gran tambor y 24 más pequeños, pero en la actualidad quedan muy pocos.
 
Después visitamos La Gran Pagoda de la Oca Salvaje con excelentes jardines. La Gran Pagoda fue construida durante la dinastía Tang en el año 648. El propósito de su construcción fue el de albergar una serie de escritos budistas que trajo consigo el monje Xuanzang después de un viaje a la India. De acuerdo con otras fuentes, la palabra pagoda deriva del chino, que literalmente significa "torre de ocho esquinas"
 
Después de esta visita comimos en un elegante restaurante, en el teatro donde vimos el espectáculo el día anterior, por la tarde visitamos la Mezquita China con recorrido por las estrechas calles repletas de zocos.
 
La Gran Mezquita de Xian es una de las mayores de toda la República Popular China. Localizada en el distrito musulmán de la minoría Hui ocupa un área de 12.000 m².
 
Después fuimos al aeropuerto para coger el vuelo hacia Pekin.
 
28 de abril. Beijing
 
Pekín-Beijing 22 millones de habitantes, 7 anillos de autopista, el más grande recorre 420 km. con unas dimensiones de 180 x 150 km.
 
Salimos hacia la Gran Muralla China, durante el camino, parada en una fábrica de cobre esmaltado.
 
Llegada a la Gran Muralla. Es impresionante, serpentea como un dragón desde el mar amarillo a  través de 5 provincias y 2 regiones autónomas hasta entrar en el desierto de Gobi.
 
Hace más de 2000 años desempeño un papel importante en la defensa contra los invasores. Gracias a la Gran Muralla se puede conocer no solo el máximo éxito de la antigua arquitectura china, sino también el sacrificio ofrecido por el pueblo chino en su construcción, ya que en ella murieron más de un millón y medio  de chinos.
 
Subimos como 1 km. por ella con unas cuestas impresionantes y disfrutamos de unos paisajes increíbles: es otra de las 8 maravillas del mundo.
 
Comimos en un restaurante típico mongol y después visitamos una de las tumbas del Emperador, de la dinastía Ming.
 
De regreso pasamos por la Villa Olimpica para tomar fotos del Nido de Pájaro (estadio nacional) y el Cubo de Agua (estadio nacional de natación) y disfrutamos de un paseo precioso en la misma villa olímpica, con amplias avenidas.
 
Después nos dirigimos a un elegante restaurante de Pekin para cenar el típico Pato Laqueado.
 
29 de abril. Beijing
 
Despertados 7,30 de la mañana, desayuno, nos espera un fantástico día. Primer contacto con la capital China, nos dirigimos a visitar la Plaza de Tian An men, la más grande del mundo donde se encuentra el monumento de Mao Tse Tung y a los Héroes de la Revolución China y donde se han  producido tantos acontecimientos históricos.
 
A continuación visitamos una de las edificaciones más importantes de China: la Ciudad Prohibida, que fue el palacio imperial de China desde la Dinastía Ming hasta el final de la Dinastía Qing. Se sitúa en el centro de Pekín, y hoy en día alberga el Museo Palacio. Durante más de 500 años, fue residencia del Emperador de China y su corte, así como centro ceremonial y político del gobierno chino.
 
Construido entre 1406 y 1420, el complejo comprende 980 edificios con 8707 habitaciones y ocupa una superficie de 720000 m2. El complejo ejemplifica la arquitectura china y ha sido influyente en el desarrollo cultural y arquitectónico en Asia Oriental y otros lugares. La Ciudad Prohibida fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987 y está registrada por la UNESCO como la mayor colección de estructuras de madera que se conserva en el mundo.
 
La construcción duró 14 años, y necesitó de más de un millón de obreros.
 
En 1860, durante la Segunda Guerra del Opio, las tropas anglo-francesas tomaron el control de la Ciudad Prohibida y la ocuparon hasta el final de la guerra. En 1900, la emperatriz Cixi huyó del palacio durante el levantamiento de los bosers, dejando que fuese ocupada por fuerzas de las potencias del tratado hasta el año siguiente.
 
Después de haber sido residencia de 24 emperadores - 14 de la dinastía Ming y 10 de la dinastía Qing - la Ciudad Prohibida dejó de ser el centro político de China en 1912 con la abdicación de Puyi el último emperador de China.
 
Después de la gran caminata por la Ciudad Prohibida, comimos en un restaurante con comida mongola y por la tarde nos dirigimos a un poblado típico de la época de Mao, donde disfrutamos de un recorrido en nig dous.
 
Nos dirigimos al mercadillo de marcas de Pekin con 5 plantas impresionante para perderte y a practicar lo que ya habíamos aprendido en Shanghai: el regateo. Después fuimos a ver el Circo Acrobático de Pekin, cenamos en el hotel y a la cama agotados del intenso dia.
 
30 de abril. Beijing
 
A las 6,45 suena el despertador, desayuno y salida hacia el Templo del Cielo construido en 1420 a.c. para la adoración del cielo y el rezo para las buenas cosechas durante las Dinastías Ming y Ping. Es bastante más grande que la Ciudad Prohibida y más pequeño que el Palacio de Verano, con una área de unos 2.700.000 m2. Allí los fines de semana se reúnen los ancianos para jugar sus partidas, a rezar, cantar, tejer, hacer tahichi, etc.
 
Después fuimos a visitar el Templo de los Lamas, un lugar de culto consagrado al budismo tibetano. Es uno de los centros religiosos más conocidos de la ciudad; hoy en día está ocupado por un grupo de monjes mongoles seguidores de la escuela de los Secretos o Mizong, culto surgido en el siglo VIII, también dedicado a la astronomía y la medicina.
 
Después de comer -comida china, por supuesto- por la tarde participamos en una ceremonia de té y nos dirigimos al inmenso Palacio de Verano, situado al oeste de Beijing. Fue un jardín imperial durante la dinastía Qing, así como residencia imperial temporal de la misma. En 1750, el emperador Qian Long construyó aquí el "Jardín de Aguas Rizadas y Limpias", que fue incendiado en 1860 por las fuerzas aliadas anglo-francesas. En 1888, la emperatriz Ci Xi lo reconstruyó y lo bautizó con el nombre Yi He Yuan (Palacio de Verano) tomándolo como su residencia temporal. El Palacio de Verano, integrado principalmente por la Colina de la Longevidad y el Lago de Kunming, cubre una superficie total de unas 290 hectáreas, cuyas tres cuartas partes están cubiertas por aguas. Las variadas construcciones de que dispone el Palacio, como salas, pabellones, quioscos y galerías, llegan al orden de 3.000. La magnífica disposición de las obras que lo componen, crea una armonía perfecta, siendo ésta una características de la arquitectura china tradicional. Fue declarado como Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1998. Más tarde visitamos una fabrica de perlas de río, que se cultivan en los canales de Pekin.
 
Para finalizar el viaje no podía faltar otra visita al mercadillo.
 
Llegamos al aeropuerto, cenamos los bocatas que nos habíamos preparado en el hotel por el desayuno y a las 12,05 de la noche cogimos el avión de regreso a Madrid, luego bus a Vitoria y fin de viaje.
 
< Anterior / Aurrekoa   Siguiente / Hurrengoa >